que comen los osos polares

Que comen los Osos Polares

Características de los Osos Polares

El temible fantasma blanco que atacaba a los antiguos exploradores del Ártico es un pariente cercano del oso pardo, con el que mantiene gran número de similitudes. El Oso blanco o polar , presenta las características comunes de todos los úrsidos, aunque el medio tan especial en que vive ha modelado en él algunos rasgos peculiares.

 

Oso Polar
Oso Polar

El color blanco de su denso pelaje y el mayor volumen corporal,que hacen de el uno de los representantes de mayor tamaño de su familia, son adaptaciones generales al frío. El pelo le cubre también la planta de los pies y la palma de la mano con lo que queda perfectamente aislado del suelo helado.

Aunque quizás una de sus características mas notables sea el grado de adaptación ala vida acuática, pues se ha convertido en un excelente nadado, capaz de recorrer por mar incluso 300 km. El pelaje le aísla perfectamente de la frialdad de las aguas.

Nada para desplazarse de un banco de hielo a otro, o bien se sumerge hasta llegar lentamente hasta una foca, a la que abatirá de un fuerte zarpazo. Su cuello alargado y la cabeza relativamente aplanada y de tamaño algo menor que la de otros osos son otras tantas adaptaciones a la vida marítima.

El hielo es un eterno acompañante en su vida. Nace ya en una madriguera excavada dentro de la nieve, donde la osa ha permanecido parte del invierno y ha dado a luz entre marzo y abril a uno o dos oseznos,que transcurrido algo más de un mes saldrán al exterior para aprender a desplazarse por un sustrato tan resbaladizo.

Con la llegada del verano acompañaran a su madre en busca de comida, ya sea desplazándose por los hielos flotantes o acercándose a tierra firme, donde podrán completar su comida con huevos, líquenes, musgos, frutos, alguna liebre que cacen o con los restos de un reno. Pero el verano ártico es corto y comienza entonces el largo y duro invierno, de penumbra y oscuridad total.

La comida del oso polar se transforma entonces en ser exclusivamente carnívora, y durante esta época las focas son casi su única fuente de proteínas. A diferencia del Oso Pardo, el polar no pasa por un periodo de sueño invernal, salvo las hembras que suelen permanecer gran parte del tiempo en el interior de la guarida. ya sea esperando el parto o con sus oseznos jóvenes.

 

Oso Polar y Oso Pardo
Oso Polar y Oso Pardo

Los machos recorren enormes distancias en busca de alimento y sólo cuando las condiciones climatologícas empeoran mucho se construyen un refugio provisional en la nieve, que abandonan en cuanto pueden reanudar la marcha.