que comen los colibríes

¿Qué comen los colibríes?

En esta oportunidad hablaremos de los colibrís, una de las especies más pequeñas que existen en el mundo.

Por lo general, su plumaje acostumbra a ser de diferentes colores llamativos, sin embargo, los más populares son de plumas de color verde y gris claro con rasgos de metalizado.

Los colibríes  a su vez son aves extremadamente ágiles y sumamente ligeras. Varía entre los 1,5 gramos hasta los 12 gramos su peso.

Su tamaño dependerá de la especie a la que pertenezca. Van desde los 5 cm (2 pulgadas) el más pequeño hasta los 25 cm (10 pulgadas) del más grande.

En la actualidad se ha confirmado que la familia de tal ave cuenta con aproximadamente 124 géneros y 320 especies. Uno de los más populares son; colibrí rutilante, pardo, oreja violeta, el verdemar, coqueta crestiblanca de Herrán.

¿Qué comen?

Se alimentan del líquido suministrado por las flores llamado néctar, este sustento le proporciona la energía necesaria para poder volar.

Pero también se surten de otras fuentes de alimentos como la savia, el polen y los insectos.

Posee además, un metabolismo mayor al de todos los animales de la naturaleza, se pueden alimentar cada hora unas 8 veces al día. Su alimentación exclusivamente depende de su pico debido a diversas formas y tamaños.

Pero su dieta no solo se constituye por azúcar, pues al igual que ella también requiere proteínas que obtienen consumiendo algunos insectos, arácnidos y animales pequeños, que pueden ser moscas de la fruta, mosquitos, avispas, escarabajos, hormigas y jejenes. Solo un 10 % de su dieta total consiste en animales.

Esta especie es conocida además como picaflor, quindes o pájaro mosca.

Qué comen los colibrís

¿Dónde viven?

Estos animales habitan entre los árboles, arbustos y enredaderas. Son solitarios, pero cuando emigran lo hacen en grupos grandes.

Muchos de ellos habitan en parques o zonas semi urbanas y urbanas. Los colibríes pueden vivir, ya sea solos o estando en parejas.

Dicha especie es nativa de América Central, y es que, de igual manera se les puede hallar desde Alaska, hasta incluso el norte y centro del continente sudamericano.

Curiosidades

Como principal dato curioso tenemos que los mismos poseen la capacidad de mover sus alas poco más de 200 veces por segundo.

Aunque no lo parezca, esta diminuta criatura es completamente irritable, tanto así que no les es posible soportarse unos a otros, mucho menos a otras especies de aves; es por ello que suelen atacarse con mucha furia. Son muy sedentarios.

Son idóneos para digerir pequeños insectos en un tiempo de 10 minutos y por lo regular su comida es retenida en su organismo durante cerca o menos de 1 hora.

Algunos manifiestan preferencia por determinadas flores y pueden defender un territorio de forma agresiva a como dé lugar.

Durante el día gastan su tiempo en actividades de alimentación y un porcentaje en la digestión.

Los machos resaltan por poseer una especie de mancha sobre la garganta que brilla, al igual que otra de color violeta con ligeros rasgos azules que pasa por debajo del ojo.