que comen los caracoles

Que comen los Caracoles

Los caracoles vienen siendo uno de los habitantes más antiguos del planeta, según especialistas, han descubierto restos de ellos de hasta incluso hace quinientos millones de años. Estos a su vez están formados por una concha de carbonato de calcio, sirviendo como su escudo para protegerse de los depredadores. Tienen una forma bastante peculiar, compuesta por una masa visceral, lo conforman dos antenas, por una puede mirar y por la otra funciona como tacto. Sus ojos solo le pueden ayudar a distinguir diferentes tipos de luz.

Aunque son babosos, de aspecto extraño, suelen ser las mascotas preferidas de los niños, debido a que aparecen de repente en los jardines de las casas o en alguna tierra húmeda.

¿Qué comen?

Para la mayoría de las personas es un misterio saber por dónde logran alimentarse los caracoles. Estos poseen una serie de dientes muy diminutos, pero suficientes para lograr cumplir con el proceso. Su boca se llama Rádula, cuando la comida es introducida, son trituradas como lo harían los dientes de una persona, pasando posteriormente al esófago y así continuar con el proceso digestivo.

Son conocidos por mantener una dieta herbívora, consumiendo una alta variedad de plantas, tallos, vegetales y frutos. Necesarios para contribuir a que su concha se fortalezca. Están los omnívoros e incluso encontramos algunos carnívoros, comiéndose otros caracoles y lombrices de tierra.

Algunos tipos de caracoles les resulta placentero comer plantas ya muertas así como animales en estado de descomposición. A estos seres se les conoce como detritívoros, ya que se nutren de residuos sólidos que se pueden encontrar en el suelo.

Qué comen los caracoles

¿Dónde viven?

Desde desiertos, climas fríos, zonas de montaña sin dejar a un lado los pantanos siendo estos uno de los lugares preferidos para ser habitados por los caracoles. Ellos buscan lugares que sean ricos en carbonato de cálcico como las zonas calizas, ellos absorben todo y logan así mejorar su estructura protectora.

Aunque cueste creerlo, pueden adaptarse a zonas como en el desierto, refugiándose en su concha mientras las condiciones no sean las adecuadas para ellos. Ya que su paraíso es lugares húmedos. Decir un lugar exacto donde habitan no es fácil, ya que literalmente llevan su hogar encima.

Curiosidades

Los caracoles no dejan de sorprender y que si no sabías, son hermafroditas, es decir que producen la misma cantidad de espermatozoide como óvulos, el detalle está en que no pueden autofecundar, es por eso que deben buscar a su media naranja caracol. Pasados diecisiete días ambos contendrán huevo que en quince días después se romperán por si solos y saldrán sus crias.

Para que todo este proceso se dé es necesario que sea de noche y para atraer a su pareja disparan una especie de líquido transparente, el acto sexual duran unas diez a doce horas.

Otra curiosidad de este pequeño pero gran animal es que hace ya un tiempo, en 1976, fue encontrado el caracol de tierra más pesado con unos ochocientos gramos y de treinta y nueve centímetros de longitud.