que comen los camellos

¿Qué comen los camellos?

Conocidos por sus dos grandes jorobas, los camellos – al igual que los dromedarios – son animales mamíferos pertenecientes a la familia de los camélidos.  Oriundos de las regiones desérticas de África del Norte y Asia, se caracterizan por su pasivo comportamiento y gran tamaño, por lo que es común su uso como animal de carga. A continuación un resumen puntual de lo que come y hábitat de la especie, además de ciertas curiosidades.

¿Qué comen?

Su calidad de herbívoro, hace que los camellos sustenten  su dieta exclusivamente en plantas secas y espinosas que suele conseguir en sitios desiertos y praderas, lo cual logra sin mayor dificultad, gracias a su gran boca y resistentes labios.

Considerando que el hábitat natural de los camellos corresponde a ser de grandes extensiones de desierto en los que encontramos abundantes periodos de escasez, cuentan con una asombrosa capacidad de supervivencia. La especie consigue sobrevivir hasta dos semanas sin ingerir agua o ninguna clase de alimento ¿Cómo es esto posible? simple, almacenan lo que necesitan en sus jorobas.

El sistema digestivo del camello incluye 3 estómagos, facultad que se traduce a la posibilidad de sacarle el máximo provecho a la comida que consume. Tras digerirla, la convierte en grasa, pudiendo almacenar hasta 36 kilos, reserva a la que recurren en épocas con escases o dificultad para conseguir alimentos, satisfaciendo así sus necesidades básicas, adicional a evitar la deshidratación.

Qué comen los camellos

¿Dónde viven?

Debido a que son mamíferos característicos de las zonas áridas y desérticas, es posible encontrar a la especie a lo largo de los desiertos de África, Oriente Medio y el centro de Asia, lo cual es posible gracias a que los camellos están naturalmente dotados de la facultad para adaptarse a los climas cálidos; sus peculiares jorobas, les permiten almacenar el agua necesaria para no morir deshidratados.

Aunque es en Egipto donde suele encontrarse el mayor conglomerado de ejemplares, es factible verles en regiones como el Tibet y otras zonas montañosas del centro asiático, sobre todo, la especie bactriano, quien se ha obligado a adoptarse en condiciones climáticas limitantes debido a que los pastores ocupan sus lugares de residencia.

Curiosidades

A diferencia de lo que muchos creen, la razón por la que los camellos pueden sobrevivir en desiertos – en los que apenas hay alimentos – no radica en su capacidad para almacenar agua, sino en la forma su estómago, el cual está dotado de tres cámaras que les permiten alimentarse y digerir varias vece el mismo alimento. Una vez que se vacían sus jorobas, estas se van de lado, regresando a su lugar solo cuando vuelven a consumir alimentos y acumular la grasa.

Otra de sus particularidades es la de cerrar sus grandes orificios nasales a fin de evitar inhalar arena cuando están en el desierto; del mismo modo, sus las largas pestañas protegen sus ojos del viento arenoso típico de su hábitat natural.

La longevidad del camello ronda los 50 años, tiempo que varía en función de la especie, el clima en el que resida y que disponga de condiciones aptas para su supervivencia en lo que respecta a una correcta alimentación.