que comen los animales marinos

¿Qué comen los animales marinos?

Al igual que la cadena alimenticia en animales terrestres, lo mismo sucede con los que viven en el mar. Dicha cadena comienza con el  fitoplancton, que son esas algas pequeñas que va representar la primera forma de alimentación de varias de las especies que habitan en el océano.

Obviamente los animales carnívoros van a consumir mamíferos y peces, alargándose así aún más la cadena alimenticia de peces pequeños que son el alimento de otros de mayor tamaño, ballenas, tiburones, etc. A esto se le conoce como ecosistema donde hay un círculo giratorio de un suceso a otro que siempre se encuentra en movimiento.

¿Qué comen?

Claramente, al existir un sinfín de variabilidad de especies de animales marinos, su alimentación va a ser diferente y personalizada en cada una de ellas. Es por ello que los dividiremos en dos grandes grupos, herbívoros y carnívoros.

La dieta de los herbívoros se basa en el consumo de fitoplancton y otras algas un poco más grandes; la cantidad que consumen puede llegar a ser poca o abundante dependiendo del tamaño y necesidad de la especie. Dentro de los animales con este régimen alimenticio encontramos los moluscos, peces, artrópodos, nematodos, reptiles marinos, entre otros.

Por otra parte tenemos los carnívoros que ya habíamos mencionado que es básicamente peces grandes comiendo otros más pequeños. Aquí encontramos la ballena azul, la orca, el tiburón, mero gigante, el elefante marino del sur, entre muchos otros más.

Qué comen los animales marinos

¿Dónde viven?

Dependiendo de la especie hay unos que vivirán más en la superficie mientras que otros serán todo lo contrario y se hallaran en la profundidad del mar. Ejemplo clásico tenemos los peces payasos cuyo hábitat son los corales y arrecifes. A su vez nos podemos encontrar con animales 100% acuáticos pero  vamos a ver que existen especies semi acuáticas, dentro de las cuales tenemos pingüinos, focas, tortugas marinas que tienen un ciclo dentro y fuera del agua.

Curiosidades

El planeta está constituido de un 70% agua, lo cual se traduce en la amplia diversidad de vida presente en ella.

En el mar no todo es puro peces. Existen las esponjas, crustáceos, equidermos, reptiles y moluscos que al igual que los mamíferos son todos indispensables dentro del ecosistema. Es por ello que muchos países tienen muchísimos protocolos para el cuidado y bienestar del ambiente marino para evitar extinción de algunas especies ya que todas son netamente necesarias.

Uno de los datos más interesantes es conocer cuáles son esos animales en peligro de extinción. Tenemos La marsopa, La tortuga boba, El pingüino del África, El coral, La nutria de mar, La ballena gris, El pez napoleón, El salmón real, La foca monje del Mediterráneo y otros.

Se dice que los mitos de sirenas pudieron llegar a ser especies que se encontraban en peligro de extinción hasta que desaparecieron por completo. Otra teoría se basa en la extensión de la profundidad del océano y que quizás se encuentren en aquellas donde el hombre aún no ha podido llegar.