¿Qué comen las focas?

¿Qué es lo que sabes sobre las focas? ¿Eres de ese grupo de personas que sólo conocen que las focas son mamíferos marinos que tienen unos peculiares bigotes largos?. Si eres uno de ellos no te sientas mal, hoy te facilitaremos varios datos sobre estos animales a fin de que amplíes más tus conocimientos.

Lo primero que debes saber es que las focas viven entre 15 y 50 años aproximadamente dependiendo de las condiciones donde habite, ya que en algunos sitios corren más riesgos de ser cazadas por humanos.

Por lo general, ellas muestran una actitud dócil y amable, sin embargo, esto puede cambiar en cuestión de segundos cuando están en proceso de reproducción. En esta fase de su vida, los machos suelen pelearse por las hembras y en esos momentos pasan de ser tranquilas a actuar con mucha agresividad.

Entre 45 kg y 150 kg es el peso promedio de este animal, dependiendo de la especie. La popular “foca barbuda” es la que pesa más. Las hembras varían entre 250 kg y 360 kg, mientras que los machos pueden llegar a pesar 260 kg.

¿Qué comen?

La dieta de las focas está basada en alimentos marinos. Entre los más destacados, se pueden mencionar los peces, cangrejos, caracoles, pigüinos (algunos), pulpos, calamares, mariscos entre otras especies del mar.

Ellas consumen aproximadamente siete kilos de alimentos cada día. Para ser más exactos, las focas tienen la capacidad de comer el equivalente a 5% de su peso corporal cada 24 horas.

En algunas oportunidades pueden escasear sus presas debido a que su área, donde suelen cazar es usada muchas veces por seres humanos para pescar.

Estos mamíferos usan sus aletas para desplazarse por las aguas con facilidad hasta llegar al lugar donde se encuentran sus presas.

Especialistas en la materia aseguran que las focas pueden alcanzar una velocidad de hasta 23 kilómetros por hora al momento de cazar.

Qué comen las focas

¿Dónde viven?

Un detalle que debes tener claro sobre el hábitat de las focas es que sólo las vas a encontrar en sitios donde abunde el agua. No son muy amigas de las zonas tropicales, pues prefieren las temperaturas bajas (mucho frío).

Ellas viven en partes rocosas de la Antártida y zonas costeras del pacífico Occidental, Oriental, así como también al noroeste del Atlántico.

Son capaces de soportar el frío debido a la gran capa de grasa corporal que poseen. Las pocas que viven en zonas donde el clima es cálido no tienen una piel tan gruesa.

Curiosidades

Una de las características más curiosas de las focas es que no beben agua pese a vivir la mayor parte de su vida en el mar. Ellas pueden obtener el recurso hídrico de los alimentos que consumen a diario.

Otro detalle particular de estos mamíferos es que sus bigotes no son sólo un detalle que “adorna” sus rostros. Al contrario, las focas usan sus bigotes para cazar, ya que estos son sensibles a movimientos y vibraciones que estén cerca.

Por último, no pierden tiempo a la hora de masticar sus alimentos. Cuando las presas son pequeñas se las tragan al instante.